Cuántas veces nos habremos preguntado cómo olvidar. Seguramente esta pregunta nos venga a la mente cuando nuestro amor no es correspondido. Ya sea que te han dejado o que has dejado tú a una persona especial porque lo vuestro no tenía ninguna razón de ser ya, te ves en la situación de tener que olvidar.

No te voy a engañar, no suele ser una tarea fácil. Cuando has querido mucho a otra persona, es difícil deshacerse de su recuerdo. Pero no te desanimes, no es imposible. Lo más importante es que te des el tiempo suficiente para superarlo. No intentes ir deprisa y olvidar lo antes posible. Esto no funciona así. Además, dicen que cuánto más has querido, más tardas en olvidar.

En este artículo te vamos a mostrar algunos consejos que te ayudarán a olvidar. Siguiendo estas instrucciones se te hará más llevadero el proceso y podrás olvidar de verdad. Porque lo más importante es que consigas dejar los recuerdos a un lado del todo. Muchas personas creen que el dolor y la pena que se siente cuando te separas de una persona especial se disipa solo con el tiempo. Pero esto no es cierto, dejar que pase el tiempo sin hacer nada al respecto solo hará que ese dolor dure más tiempo. Lo mejor es que te mantengas activo y ocupes tu tiempo en cosas productivas que mantengan tu mente alejada de todo en lo que no quieres pensar.

A parte de ocupar tus días con muchas cosas que hacer, hay algunos trucos que puedes hacer para agilizar el proceso de olvidar. Recuerda que cada persona es diferente y cada uno tiene su tiempo de recuperación. Eso no significa que olvidar antes sea mejor ni peor, sino que cada persona supera las cosas a su propio ritmo.

Este artículo seguro que también te resulta interesante: Cómo olvidar un amor

A continuación te dejamos con unos consejos para empezar a olvidar:

Consejo para aprender cómo olvidar

Instrucciones para olvidar

  1. ¿Vale la pena luchar? Siempre nos han hecho creer que debemos luchar hasta el final y con todas nuestras fuerzas por la persona que amamos. Pero, párate a pensar, ¿vale la pena invertir todo tu tiempo y esfuerzos para conseguir a una persona que no te quiere? La respuesta suele ser no. Este primer paso es más importante de lo que piensas. Aceptar que no puedes seguir detrás de alguien que no te corresponde es lo primero que tienes que hacer para empezar a olvidar. Cuando dejas de intentar conseguir el amor de alguien puedes invertir todo ese tiempo y ganas en otras cosas.
  2. Echa el cierre con tu pasado. Una de las principales razones por las que no somos capaces de olvidar es tener el sentimiento de que te has dejado algo sin solucionar. Si tienes la oportunidad de hablar con esa persona, hazlo. Dile todo lo que sientes y lo que piensas. Esto te ayudará a dejar todo cerrado y sin ningún cabo suelto. De esta forma no sentirás la necesidad de, pasado un tiempo, tener que volver a ponerte en contacto con esa persona para hablar todo lo que se quedó sin hablar ni solucionar cuando todo acabó. Seguramente te haga daño hablar y decir lo que sientes cuando sabes que la otra persona no quiere saber nada de ti. Pero lo agradecerás con el tiempo, cuando sientas que todo va bien y no tienes que tener esa conversación que dejaste en el aire.
  3. Deshazte de todo lo que te recuerde a él/ella. Una vez hayas decidido que tienes que pasar página y seguir adelante con tu vida, tienes que librarte de todo lo que te recuerde a él o a ella. Para empezar, puedes tirar todas las cosas que no te sirvan que tengan algún recuerdo emocional ligado a esa persona. Esto será muy beneficioso para ti, pues no tendrás nada que te recuerde lo que pasó ni que no está ya en tu vida.
  4. Mantén las distancias. Antes, cuando se acababa el amor y estabas superando una ruptura, era más fácil estar alejado de esa persona. Ahora, con la llegada de las redes sociales, puede que la cosa se haya complicado un poco. Evita pasar por su zona, por su casa o por el barrio donde vive. No te autoengañes fingiendo que tenías que pasar por ahí. Lo mejor es que durante un tiempo no le veas. En cuanto a las redes sociales, sé que es difícil no meterte cada dos por tres en sus diferentes páginas. Pero debes resistir la tentación. No te va a servir de nada saber qué está haciendo a cada momento. Ni donde va los fines de semana, ni si está con otra persona, ni nada de nada. Si crees que es necesario dejar de seguirle, pues hazlo. Pero lo mejor es que no le veas en ningún lado. Con el tiempo podrás volver a saber de su vida sin que te duela, pero por el momento, y sobretodo si acabas de empezar a olvidar, es mejor que no sepas nada.
  5. Cambia tu rutina. Si tenías una rutina en común con esa persona, rompe con ella drásticamente. Crea una nueva. Si solíais pasear por algún sitio en concreto, pasea por otro. Si quedábais siempre en una cafetería, prueba con otra nueva. Y así con todas las cosas que te recuerden a algo que solíais hacer. Lo mejor que puedes hacer para cambiar tu rutina es incorporar cosas nuevas a tu vida. Apúntate a alguna clase de baile que siempre te hayas querido apuntar. Aprende a dibujar, a pintar, un nuevo idioma o lo que sea que te guste. Lo bueno de esto es que además de ocupar tu tiempo en otras cosas, haces cosas que realmente te gustan. Esto te dará la suficiente motivación para seguir adelante y no pensar tanto en el pasado.
  6. Siente plenamente. Un error bastante común es rechazar nuestras emociones y sentimientos y reprimirlos en nuestro interior. Debes saber que, tarde o temprano, todo lo has ido guardando va a salir de golpe y será mucho peor que si lo dejas salir cuando lo estás sintiendo. Si tienes ganas de llorar, pues llora. Es simple y sencillo. Si estás triste y te quieres quedar en casa, quédate. Lo importante de esto es encontrar el equilibrio. Es decir, cada cosa tiene su momento. Es bueno que dejes salir lo que sientes y llores, pero no que lo hagas en todo momento. Es bueno que te quedes un par de días en casa, pero no que lo hagas todos los días. Date un tiempo al día para estar mal, y después recomponte y sigue con tu vida. Esto es muy importante, saber regular lo que sientes, dejarlo fluir y después seguir viviendo.
  7. No te eches la culpa. Sea cuál sea el motivo por el que estás sufriendo un desamor, no debes autocastigarte. Seguramente ambos hayáis tenido parte de culpa para que la situación haya llegado hasta tal punto. Pero no debes castigarte por ello más de lo necesario. Acepta tu parte de culpa si la tienes y después perdónate. Este paso es muy importante, ya que si no te perdonas de verdad, difícilmente podrás seguir adelante con tu vida. Además, otra cosa que sería conveniente es que también perdonaras a la otra persona. Aceptar que la vida sigue y que vuestros caminos se separan es parte fundamental del proceso de cómo olvidar. Y lo mejor para ti mismo/a y para la otra persona es que la perdones. Vivir con rencor hacia alguien a quién has querido no te va a servir de nada. Recuerda que el rencor hace más daño a quien lo tiene que hacia quien se siente. Cuando te perdones y perdones a la otra persona podrás vivir en paz y sin ningún tipo de remordimiento.
  8. Mira la realidad cómo es realmente. En la mayoría de los casos, cuando un amor no nos corresponde, tendemos a idealizarlo. Una de las mejores cosas que puedes hacer es ver las cosas como son. Obviamente, ver todas las cosas positivas que tiene esa persona, pero el quid de la cuestión está en verlas sin ensalzarlas. Toda persona tiene sus partes buenas y malas. Fíjate también en las malas y mira a tu amor como es en verdad. Con todos sus defectos y sus virtudes. Solo de esta forma, cuando consigas ver la realidad, podrás olvidarle.
  9. Disfruta de la vida. Que esto es lo importante. Que, pase lo que pase, puedas seguir disfrutando de tu día a día. Vivir contenta o contento con uno mismo es lo mejor que te puede pasar. Saber que de las cosas malas también se aprende y, muchas veces, incluso más que de las cosas buenas. Cuando todo termine y puedas decir que realmente has olvidado a alguien que has amado con todas tus fuerzas, echarás la mirada atrás y podrás sentirte orgullosa de haberlo conseguido.

Siguiendo todos estos consejos podrás olvidar de forma definitiva a esa persona que te ha roto el corazón. No te olvides de buscar apoyo en las personas que te quieren y te acompañan en la vida. Tus amigos y tu familia estarán ahí para ayudarte en todo lo que necesites. Pero recuerda que también tienes que hacerlo de forma independiente y lograr las cosas por ti mismo. Muchas veces la gente dice que consiguiendo un nuevo amor olvidarás al anterior. Pero no te lo recomiendo, ya que solo taparás los sentimientos de dolor con una nueva relación que en verdad no quieres. No intentes que una nueva persona sea todo lo que fue la anterior para ti. Solo acabarás haciéndote daño a tu misma/o y a la otra persona. Lo mejor es que dejes pasar el tiempo. El amor lo volverás a encontrar, de eso estamos seguros. Pero primero date el tiempo necesario para recomponerte de este. Olvidar no es una tarea fácil, pero tampoco imposible. A veces puedes pasar por malos momentos y creer que nunca podrás superarlo, pero ten paciencia. Todo llega y todo pasa.

Sal de casa, sal con tus amigos, viaja y di que sí a todos los planes que te apetezca hacer. Con el tiempo volverás a reír como reías, a vivir y disfrutar igual o más que antes. Porque cuando pasas por un desamor y sales, sales mucho más experimentado y fuerte. Sabes que puedes sobrevivir y que lo harás en todas las ocasiones que te vuelva a pasar algo similar.

Aprender de las experiencias duras de la vida hará que seamos más fuertes y nunca dudemos de quiénes somos ni de lo que valemos. Muchas veces basta con pasar por una situación difícil para aprender a amarnos a nosotros mismos. Que esto es lo importante, saber querernos antes de querer a otra persona.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda y que sigas todos estos consejos. Recuerda que el olvidar y recomponer tu vida depende solo de ti. Recuérdate cada día quien eres y que puedes con todo. Desde aquí te deseamos lo mejor y te damos todo el ánimo del mundo.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.