Iniciar una conversación sin tener nada de qué hablar es una de las mejores cualidades de los mejores oradores, ya que te va a permitir hablar con cualquier persona.

Además si has estudiado seducción, sabrás que iniciar una conversación sin tener nada de que hablar es complicado, pero que si se sabe hacer, se puede llegar a conseguir una cita con esa persona que tanto te atrae, aunque no tengáis nada en común.

Lo malo es que iniciar una conversación sin tener nada de que hablar no es fácil, ya que necesitamos tener algo de labia, simpatía y capacidad de improvisación, ya que esto es casi como un don.

Iniciar una conversación sin tener nada de que hablar te va a ayudar a tener más confianza en ti mismo y a convertirte a la larga en un buen orador para poder hablar con la persona que quieras cuando quieras y de lo que quieras tu hablar, llevando tu mismo el hilo conversacional.

Si quieres aprender a iniciar una conversación sin tener nada de que hablar, estás en el lugar correcto, es decir, en la sección de relaciones de doncomos.com. Gracias a esto, vas a poder hacer muchas cosas, ya sea seducir a esa persona que tanto te gusta, aprender a hablar o conseguir más amistades, así que presta especial atención.

¿Que necesitas para iniciar una conversación sin tener nada de qué hablar?

  • Labia.
  • Valor para hablar con desconocidos.
  • Capacidad de improvisación.

Instrucciones para iniciar una conversación sin tener nada de qué hablar

  1. Usar abridores:
    En seducción , un abridor es una secuencia que te sirve para iniciar conversaciones con un desconocido, principalmente del sexo opuesto. Estos abridores suelen buscar entrar a un grupo sin que te echen e incluso causar buena impresión para poder quedar como una persona de alto valor. Se clasifican en varios grupos.

    1. Enlatados: Se llaman enlatados porque son abridores sobreactuados, que nos hemos aprendido de memoria. Por ejemplo, puedes decir alguna cosa como “tengo una duda existencial y necesito una opinión femenina(y luego dices lo que se te ocurra)”, “¿Quien miente más, mujer u hombre?”…
    2. Situacionales: Haz un comentario de algo que esté pasando en el ambiente, como por ejemplo de lo malo que hace o de lo mal que pincha el Dj de la discoteca.
    3. Directo: Si notas que la otra persona quiere contigo, directamente puedes ir a mostrar tus intenciones.
    4. Normal: A veces un hola, que tal me llamo azpe es lo mejor que puedes decir, ya que es tan obvio que a nadie se le ocurre y por lo tanto, te hace desmarcarte del resto.
  2. Vete con una sonrisa:
    Lo mejor para caerle bien a la gente y que estén más predispuestos a hablar contigo es ir con una sonrisa. Una persona demasiado seria da la imagen de ser aburrido, por lo tanto, una persona feliz y con confianza puede hacer que sea interesante hablar con ella, algo muy sencillo para una persona con la suficiente experiencia en el campo del cortejo y de las relaciones.
    Cómo iniciar una conversación sin tener nada de qué hablar
  3. Haz preguntas:
    Sin caer en el juego del interrogatorio, puedes hacer preguntas como preguntar de donde es, sin embargo, esto queda muy aburrido. En lugar de preguntar de la manera normal, a mi me gusta plantear las preguntas de otro modo, por ejemplo haciendo afirmaciones. Queda mejor decir “parece que tienes 30 años” que preguntar ¿Qué edad tienes?. Es mejor decir “tienes cara de estudiar lengua como las niñas buenas”, que preguntar “¿Qué estudias?”. Esto te hará desmarcarte.
    Cómo iniciar una conversación sin tener nada de qué hablar
  4. Conversación emocional:
    Cuando hables de ti mismo, intenta ponerlo todo en el campo emocional, ya que si hablas lógicamente, el grupo se va a aburrir. Por ejemplo si eres redactor, es mejor decir “mi trabajo es apasionante porque me permite poder dedicarme a mi pasión de hacer pesas”, que decir “mi trabajo es sin horarios y trabajo cuando quiero”. La primera frase suena emocional porque hablo de mi pasión y la segunda suena a frase de profesor aburrido. Probemos con una profesión más común, es mejor decir “siempre soñé con poder combatir el crimen y ahora que soy policía puedo hacerlo” que decir ” soy policía y combato el crimen porque me gusta”.

Consejos para iniciar una conversación sin tener nada de qué hablar

  • Una retirada a tiempo…: Muchas veces, aunque seamos gente simpática no le vamos a caer bien al grupo, ya que no todo depende de nosotros mismos. Por ejemplo, si vas a hablar a un grupo de personas tristes porque han suspendido un examen difícilmente vas a sacar conversación. Cuando veas que un grupo te ignora, no es receptivo a ti o incluso te da señales para que te vayas, es mejor irse ,ya que a nadie le gusta que le molesten. Intenta que no te afecte emocionalmente y busca otro tipo de persona para conversar, una persona más alegre, más feliz y más receptiva con tu persona.
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 72,73% le ha gustado.