El éxito en las relaciones está en saber escuchar. Una comunicación efectiva es la clave de todo. Este tipo de comunicación se da cuando cada parte es capaz de expresar sus sentimientos y pensamientos y escuchar adecuadamente las palabras del otro. Escuchar de forma activa y con compromiso puede ayudar a entender mejor a las otras personas. Cuanto más escuchas, más aprendes.

¿Qué hago para aprender a escuchar?

Instrucciones para escuchar

  1. El primer paso que tienes que dar es eliminar distracciones. Cuando estés hablando con una persona, apaga el televisor, la radio o cualquier cosa que genere ruido. De esta forma, podrás concentrarte mejor en lo que te está diciendo.
  2. Presta atención. Deja de divagar y pensar en las cosas que tienes que hacer. Cuando estés manteniendo una conversación enfoca tu mente en lo que estás escuchando. A parte de escuchar las palabras, intenta darles significado y entender lo que te quieren decir. Además, mira atentamente a la persona, su lenguaje corporal, su cara y sus gestos. Esto es importante, ya que hay muchas cosas que, más que decirlas, se perciben.
  3. Escucha una cosa a la vez. Sobretodo al principio, no intentes escuchar a varias personas a la vez. No quieras abarcar demasiado. Mientras estás escuchando, no hagas otras tareas, céntrate en la conversación. Si estás en un lugar público y hay muchas voces a la vez, intenta prestar atención al sonido de la voz que te habla.
  4. Cuando estés en un lugar y esté sonando una canción, escúchala activamente. Estamos acostumbrados a tener música de fondo en muchas situaciones de la vida diaria, pero no solemos prestarles atención. Para ejercitar la escucha, céntrate en la letra de la canción e intenta averiguar qué está diciendo.
  5. Si la atención selectiva te resulta complicada, ejercítala. Si las conversaciones largas como conferencias o seminarios se te hacen eternas y pierdes el hilo de lo que están contando, puedes practicar en casa. Para ello, establece metas y en casa escucha durante 5 minutos una lección mientras tomas apuntes. Cada vez, aumenta 2 o 3 minutos. Podrás comprobar como, poco a poco, irás mejorando.

Errores comunes a la hora de escuchar

  • No prestamos suficiente atención a los interlocutores.
  • Interrumpimos en varias ocasiones las conversaciones.
  • No reaccionamos adecuadamente a las diferencias de opinión.
  • Desviamos la conversación hacia lo que nos interesa, ignorando los deseos del otro.
  • Dejamos que nuestro tono de voz muestre agresividad o apatía ante lo que nos están contando.
  • Criticamos a personas que no están presentes en ese momento.
  • Rechazamos sin tacto ni consideración las opiniones que no nos interesan de los demás.
  • Calificar lo que se escucha de poco interesante o aburrido.
    Cómo escuchar
  • Atender a la apariencia de la persona, en vez de escuchar lo que está diciendo.
  • Dejar volar la imaginación y empezar a fantasear o pensar en cosas sin relación con el tema de conversación.
  • Quedarse absorto con las cosas que componen el ambiente o lugar donde se está, en vez de prestar atención al interlocutor.

Tips para mejorar la escucha activa

  • No interrumpir.
  • Conversar de manera consciente
  • Aprender a escuchar entre líneas. La mayoría de las veces existe una ligera discrepancia entre lo que se está diciendo y lo que se quiere transmitir. Podemos averiguar qué nos quieren decir con el leguaje corporal.
  • Respetar a los demás, no juzgarlos.
  • Ejercitar la capacidad de retener información. Si no tenemos buena memoria o no confiamos en que vayamos a recordar las cosas importantes, es aconsejable tomar notas.
  • Practicar la autolimitación verbal. Esto es, hablar lo necesario para aprender a escuchar.
  • No adoptar una actitud hostil ni emocional. Dejar abierta la mente a lo que estamos escuchando.
  • Practique la retroalimentación (fed back). Responda a todas las preguntas que le hagan, pero de forma breve y concisa.
  • Asienta varias veces con la cabeza. Haga gestos de comprensión y afirmación para que la otra persona sepa que le está prestando atención.
    Cómo escuchar

Por último, aquí tienes unos consejos que te pueden servir de ayuda.

Consejos para escuchar

  • Para practicar los diferentes tipos de escucha puedes hacer dos ejercicios. El primero, en una sinfonía con muchos instrumentos, intenta escuchar el sonido general de la pieza. Después, pon la misma sinfonía y trata de prestar atención solo a un instrumento.
  • Oír es percibir un sonido. Escuchar es prestar atención a los sonidos.
  • Date cuenta del tono de voz que usa el interlocutor, los gestos, la forma de hablar, el acento y las costumbres.
  • Guarda silencio y deja que la otra persona hable. Responde a las preguntas cuando sea tu turno, no interrumpas y asiente a menudo.
  • Si estás hablando en otro idioma diferente al tuyo, intenta captar el mensaje global. Intenta escuchar la conversación como un todo, dentro de un contexto. De esta forma te será más fácil entender lo que quiere decirte.
  • Relaciona lo que oyes con lo que ya sabes.
  • Toma notas o apuntes en caso de que te estén dando información importante que necesites más adelante. Así, no tienes que estar pendiente de recordarlas y puedes prestar más atención al resto de la conversación.
¿Te ha gustado?