En algunas ocasiones es difícil expresar lo que sentimos de viva voz. Podemos tener las ideas muy claras, pero cuando vemos a la persona que nos gusta o a la que queremos mostrarle nuestros sentimientos, nos cortamos. Para suplirlo la solución es escribir lo que sentimos en una carta.

Una carta de amor puede sonar como algo muy romántico, pero todo depende de la intención que se le quiera dar. El destinatario no tiene porque ser una pareja sentimental, puede ser un padre, una madre o incluso un amigo. Lo importante es tener claro a quien va destinada.

El objetivo de escribirla, además de entregarla a la persona (si queremos y podemos), es que nos quedemos a gusto y tranquilos. A lo mejor tenemos un montón de sentimientos que no hemos sabido transmitir y la única forma de sacar lo que llevamos dentro es escribiéndolo.

La carta no tiene por qué llegar a su destino. Puede ser una forma de desahogarse y contarle al papel lo que nos pasa, sabiendo que nunca va a ser entregada. Bien porque no nos atrevemos, porque no queremos, o porque la persona para la que está pensada ya no está con nosotros.

No te dejes nada por decir, si no aprovechas el momento puede que no tengas otra ocasión tan buena como esta. Lo más complicado es sentarse delante del papel y del bolígrafo con la intención de escribir, una vez hecho esto no hay vuelta atrás, lo más complicado que es intentarlo, ya está hecho. Así que echa toda la carne en el asador y no temas decir nada.

Instrucciones para escribir una carta de amor

  1. Ten muy claro la persona a la que se la quieras entregar. En tu cabeza habrá un nombre de a quien quieres dársela, o incluso puede que sea más de una persona, como puede ser si la escribes para tus padres. En este caso, primero sigue los pasos con uno de ellos y después lo mismo con el otro. Cada carta estará personalizada.
  2. Antes de escribir piensa qué es lo que quieres decir. Hazte una lista, aunque sea mental, de las cosas que quieres contar. Una vez tengas esto será más fácil escribirlo. A medida que vas redactando, la lista puede aumentar. Sigue añadiendo cosas y cuando las plasmes en el papel ve tachándolas, así verás cuántas cosas has escrito y cuántas te quedan. Una forma de animarte a que sigas para terminar lo que has empezado.
  3. Concéntrate. Las primeras palabras serán las más complejas, por lo que lo mejor que puedes hacer es meterte en situación. Busca un lugar tranquilo, en el que puedas estar durante bastante tiempo sin que nadie te moleste. Incluso si lo prefieres, puedes ponerte tu música favorita de fondo para que tus ideas fluyan mejor. Todo lo que creas que pueda ayudarte a redactar la carta, será una buena opción.
  4. Haz un borrador. Ya con las ideas claras, empieza a redactar. Esto será un patrón sobre el que podrás reescribir, borrar y mejorar lo que has escrito. Si empiezas a escribir ‘a limpio’, acabarás tachando un montón de cosas. Es mejor escribirlo ‘en sucio’ y sobrescribir en las hojas.
  5. Cuenta lo que sientes (sincérate). No olvides que estas escribiendo porque decirlo a la cara te da más vergüenza. Aprovecha esto y escribe todo lo que no te atreverías a hacer ‘face to face’ (cara a cara). Un truco para escribir es pensar: ¿podría decírselo ahora mismo a la cara? Si la respuesta es “no” ya tienes la solución: tienes que escribirlo.  Cómo escribir una carta de amor
  6. De menos a más. Ya que es algo muy sincero y profundo, lo mejor es que te sinceres poco a poco. Deja lo que mas te cuesta para el final y empieza con lo que te sientas más seguro por contar. De este modo, poco a poco habrás dicho lo que piensas y sientes, tú corazón se estará abriendo pasito a pasito y te será más sencillo terminar por decir lo que más te cuesta.
  7. Convence a la persona. Puede que la estés escribiendo porque has cometido algún error y quieras enmendarlo. En este caso es incluso más complicado que escribirla para expresar tus emociones sin haber tenido algún fallo. Si es así, empieza relatando los momentos bonitos vividos y, como puede que ahora estéis en un ‘break’, lo mejor es que te imagines el futuro con la otra persona y consigas que el destinatario también se lo imagine. Sabiendo así todo lo que perdería si la relación no continúa.
  8. Cuando hayas terminado, reléela un par de veces. Así también puedes aprovechar para contar algo que te hayas olvidado. No te dejes nada en el tintero, lo más difícil era decidirse a escribir y ya lo has hecho. Una vez en ello no te quedes con nada que quieras contar y expresar.
  9. Busca un sobre. La carta ya esta escrita. Ahora busca un sobre en el que meterla y dársela al destinatario.
  10. Entrégala (o no). El trabajo ya esta hecho, ahora esta en tus manos entregarla o no. Puede que solo la hayas escrito para sincerarte contigo mismo y desahogarte, pero que en ningún momento hayas tenido en mente entregarla. Si por el contrario quieres que llegue a su destinatario, ármate de fuerzas y hazlo.
  11. Espera una respuesta. Si te has decidido por entregarla, lo más seguro es que quieras saber qué es lo que piensa la otra persona. No seas impaciente y espera, aunque puede que nunca haya una contestación. Dependerá de si todo lo que has escrito en la carta es correspondido o no.

Consejos para escribir una carta de amor

  • Organiza tus ideas. Antes de ponerte a escribir piensa bien lo que quieres poner, sino borrarás, tacharás y escribirás más de lo necesario. Cuando ya lo sepas, ponte a ello.
  • Cita. Si te es muy complicado empezar y no sabes cómo, comienza con alguna cita famosa. Esas frases entrecomilladas que alguien célebre ha escrito y que pueden describir lo que sientes. Esto hará más sencillas las siguientes palabras.
  • Perfúmala. Es algo importante y probablemente dejes huella en la persona a la que se la vas a entregar, así que échale unas gotitas de tu perfume. Así, aunque no quieras poner tu nombre, el destinatario sabrá quien eres y siempre recordara tu aroma.Cómo escribir una carta de amor
  • Mete una foto vuestra. Otra opción es introducir una imagen junto a la carta. Así, además de sentimientos a la persona le vendrán recuerdos de los momentos vividos.
  • Un detalle de ambos. El ticket de la primera vez que fuisteis a tomar algo, de cuando fuisteis al cine o esa pulsera u objeto que significa tanto para vosotros. Esto hará más especial la carta.
  • Como una historia. Puedes hacerlo más original contando vuestra historia en forma de cuento. Empieza con un “Erase una vez” y expresa lo que sientes en forma de cuento, así además de original te será más sencillo, pues lo contarás en tercera persona.
  • Quémala (si la persona no está). Puede que no quieras entregar la carta, que simplemente la hayas escrito para desahogarte o que la persona a la que va dirigida ya no este para dársela. En estos casos lo mejor es quemarla. Es una manera significativa de cerrar el proceso abierto desde que has decidido coger boli y papel. Aunque también te la puedes quedar para releerla de vez en cuando.

¿Que necesitas para escribir una carta de amor?

  • Necesitas
  • Papel
  • Bolígrafo
  • Tu perfume
  • Ideas claras
  • Un sobre
  • Imaginación
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.