El día de hoy queremos mostrarte una serie de sugerencias y consejos que seguramente podrán ayudarte para aprender cómo conversar adecuadamente.

Para muchas personas puede resultar un poco complicado o incómodo entablar una conversación con alguien más, sobre todo, si se trata de personas no muy conocidas o que cumplen un rango importante dentro de nuestra relación social o laboral.

Este tipo de problemas pueden afectarnos no sólo a nivel personal o desmotivándonos emocionalmente, sino que también pueden influir de manera negativa en nuestra vida laboral y en la forma en la que nos desarrollamos socialmente.

Incluso aquellas personas más ariscas, cerradas o alejadas, se encuentran en la necesidad de aprender cómo conversar para poder progresar en muchos aspectos de su vida. Llegará un momento en el que tarde o temprano nos veremos en la necesidad de conversar con alguien ya sea por motivos sociales, laborales, o personales.

Comencemos con imaginar una situación en la que tenemos que exponer. Es común sobre todo en el caso de estudiantes o trabajadores realizar una exposición. ¿Qué pasaría si al momento de realizar es exposición olvidas lo que tienes que decir o comienzas a tartamudear?

Sin duda a esto podría denotar poca profesionalidad por tu parte. Incluso si tú te esfuerzas por hacer bien las cosas y eres excelente en otro tipo de materias, a la hora de hablar mucho de la calidad de los trabajos que haces, se verán afectados por la forma en la que los demuestras verbalmente.

Incluso a la hora de hablar con naturalidad o con personas comunes en nuestra vida, la enunciación que tenemos a la hora de expresar una oración puede cambiar totalmente la perspectiva de la conversación. La forma en la que hablamos puede convertir una oración en algo negativo o en algo positivo. Por eso es muy importante saber cómo hablar y como expresarse.

Por este tipo de motivos no debemos inhibirnos y debemos mejorar nuestra forma de relacionarnos con las personas y nuestra forma de hablar. Por ello queremos mostrarte una serie de pasos que te facilitarán poder entablar conversaciones con otras personas.

Sin más, es momento de adentrarnos en mejorar y desarrollar nuestra manera de conversar para obtener el mejor provecho de nosotros mismos.

¿Que necesitas para conversar?

  • Confianza
  • Seguridad
  • Autoestima
  • Determinación

Instrucciones para conversar

  1. El primer paso y sin duda el más importante, es relajarse. Muchas veces el problema que impide conversar adecuadamente con alguien, es el nerviosismo. Los nervios pueden hacer que la actitud de una persona se vuelva totalmente diferente a su actitud normal. Desde decir incoherencias a la hora de hablar, hasta actuar de una manera ridícula a o incluso hostil. Por ello es muy importante dejar atrás este tipo de emociones como lo son la timidez, el nerviosismo, la ansiedad, o el exceso de entusiasmo.Cómo conversar
  2. Estás hablando con otra persona, no con una deidad o con un demonio, y aún si esos fueran los casos, ponerte nerviosa o nervioso, sólo afectará negativamente la manera en la que te expresas. Esto puede ser tanto a nivel verbal como a nivel corporal. Por ello es importante mantenernos serenos. La serenidad nos ayudará a pensar con claridad en lo que vamos a decir y la forma en la que vamos a decirlo. Si te cuesta mucho relajarte, puedes retirarte o hacer una pausa de una manera no muy obvia si la situación lo amerita, para tomarte unos momentos de descanso o beber agua.
  3. Piensa en lo que vas a decir. Incluso cuando hablamos de recitar un texto escrito, hacernos a la idea de cómo lo hablaremos y cuál será el tema que hablaremos, nos ayudará a que a la hora de expresarlo podamos conversar adecuadamente evitando cometer errores al hablar o cambiando el contexto del tema. Cuando sabemos cuál será el tema del que vamos a tratar, es más fácil formular argumentos para poder conversar sobre ello. Si tienes la oportunidad de investigar sobre el tema que vas a tratar, sacarás un mejor provecho a la hora de dialogar o platicar sobre eso.Cómo conversar
  4. Actuar con naturalidad y serenidad. Incluso cuando estamos hablando sobre temas serios, es preferible evitar tonalidades de voz que nos puedan hacer ver sarcásticos, ignorantes u hostiles. También es de suma importancia evitar acentos o tonalidades que puedan afectar la conversación. Hay acciones en las que hablar de una manera irónica o sarcástica durante una conversación puede ser positivo, pero el exceso de estas actitudes pueden hacernos ver irritantes, infantiles o poco profesionales, sobre todo si se trata de un tema laboral.Cómo conversar
  5. Es preferible evitar acentos que puedan hacernos denotar como personas vulgares o de baja educación. A muchas personas les molestan los acentos vulgares, por ello cuando hablamos con personas que recién estamos conociendo o que son de otros países, es preferible optar por un acento neutral, puesto que así la persona no sólo podrá comprender mejor la forma en la que hablamos, sino que podrá desarrollar una mejor primera impresión sobre nosotros al ver que no somos personas corrientes o vulgares. Esto no quiere decir que debas negar tu identidad o esconder tu acento local, sino tratar de hablar claramente y con educación.Cómo conversar
  6. También es de suma importancia que permitas a la persona hablar. Muchas veces a la hora de entablar una conversación (sobre todo entre personas tímidas que no hablan mucho), se comete el error de no dejar hablar a la otra persona, siendo nosotros quienes abarcan un mayor porcentaje de la conversación. Esto es un error terrible. Una conversación debe ser armoniosa, se debe permitir que ambas personas participen en la conversación con naturalidad. Si el tema del que estás hablando no es son tema con el cual la otra persona esté a gusto, es mejor cambiar de tema o hablarlo de una manera más relajada.Cómo conversar
  7. Evita presumir o actuar de una forma fanfarrona o engreída. Otro de los errores que cometen mucho las personas (sobretodo hombres) al entablar una conversación con otra persona, es exagerar sus cualidades, mentir o fanfarronear. Las personas queridas y presumidas, son de por sí personas chocantes, personas con las cuales resulta incómodo hablar porque tienen un ego tan elevado que lo expresan al conversar. A veces sobajan a la otra persona de manera inconsciente, y en otras veces con toda la intención de hacerlo. A excepción de algunas personas inseguras, en general a nadie le gustan las personas excesivamente vanidosas, engreídas o narcisistas.
  8. Recuerda que es una conversación de dos o más, no una conversación tuya, cuando se te hagan preguntas de ti o la conversación se centre en ti, entonces podrá ser más abierto en hablar sobre ti, pero cuando no se hace evita abarcar la conversación dirigiéndola hacia ti. Tampoco te estamos diciendo que cuentes todo el historial de tu vida con esa persona, a no ser que tú quieras que así sea y la persona esté cómoda con eso. Pero tienes todo el derecho de mantener tu privacidad, por lo cual, puedes decir de la manera más amable posible que no deseas hablar sobre un tema personal. Pero recuerda evitar actitudes hostiles.Cómo conversar
  9. Por último pero no menos importante, disfrutar de la conversación. Puede que en un principio conversar con alguien cuando no estamos acostumbrados a este tipo de convivencia, pueda ser incómodo, pero cuando le agarras el gusto a conversar, o cuando hay confianza con una persona, conversar se puede convertir en una forma agradable de expresarnos y de convivir.

Consejos para conversar

  • Recuerda que si se te dificulta mucho conversar, puedes practicar. Ya sea practicar hablando con alguien de confianza, platicando con el espejo, o imaginándote a ti conversando, cuando nos hacemos a la idea de que vamos a conversar y lo que vamos a conversar, a la hora de llevar esta teoría a la práctica resultan mucho más óptimos los resultados que obtenemos.
  • También puedes hacer “preargumentos”, se trata de formular las oraciones, temas o argumentos que vas a tratar a la hora de conversar, pero sin que exista la necesidad de seguir al pie de la letra o de leerlo como si tuvieras dictando. Sólo se trata de aclararnos y de hacernos a la idea en nuestra mente de lo que vamos a decir y la forma en la que vamos a decirlo. Esto es especialmente útil para las personas que van a debatir o a exponer.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.