Una de las preguntas más comunes que se plantean las mujeres es cómo saber si el himen está roto especialmente cuando van a tener relaciones sexuales por primera vez. La duda y la pregunta es porque hay muchos mitos sobre esto, mucho se ha dicho relacionándolo con la virginidad, llegar a saber si el himen está roto podía ser un motivo de desprecio antiguamente para las mujeres que se iban a casar. Al ser un eventual comprobante de la virginidad femenina pasó a cumplir la importante función social de ser un elemento más de sometimiento a la mujer en una sociedad patriarcal que necesita que este orden de esclavitud sea mantenido.   Por supuesto que en la actualidad todo ha cambiado respecto a este tema. El himen es una parte del cuerpo de la mujer que está rodeada de  información incorrecta y mucho peso cultural encima. El himen es una piel muy fina que se encuentra situada cerrando el orificio de la vagina y que normalmente tiene unas pequeñas aberturas para que salga la menstruación. Su función es prevenir que puedan aparecer infecciones. Esta piel puede verse fácilmente con ayuda de un espejito colocado enfrente de la vagina.Este  delgado y frágil tejido que queda como resto del desarrollo de los genitales femenino cuando se forma el canal vaginal y no tiene ninguna función.

Instrucciones para saber si el himen está roto

  1. Es muy común pensar que el himen se rompe cuando se pierde la virginidad.  Esta membrana no necesariamente cubre la vagina completa, se puede decir que sólo un 0,5%  de las mujeres pueden tener un himen que cubra totalmente su vagina, lo normal es que no sea así. La  primera vez que tienes sexo el himen no se rompe, se estira y digamos que se re-acomoda. Si no tienen suficiente lubricante, van muy rápido o no hay suficiente tiempo preliminar en besos y caricias, o no te relajaste bastante puede que hayas sentido dolor o incluso sangrado. Pero eso no quiere decir que se haya roto el himen por completo, sino que probablemente hubo un pequeño desgarro, ahí o en la vagina. También hay que  saber que si dejas de tener sexo un tiempo, vuelve a su posición original, por lo que es mejor ir despacio.
  2. El hecho de que no exista esta piel no significa que ya no eres virgen ya que como hemos dicho antes puede estar más o menos completa. La virginidad se relaciona con haber tenido sexo o no, si haz sido penetrada por un hombre ya no eres virgen.  La virginidad no es algo que desaparezca porque esta piel ya no esté, una chica puede haber sufrido un hecho por el que su himen se haya desprendido pero sigue siendo virgen sino ha mantenido ninguna relación sexual con penetración.
  3. La verdadera función del himen es la prevenir el que aparezcan infecciones vaginales hasta que se produce la menstruación. A partir de ese momento nuestro cuerpo es capaz de crear una flora vaginal que se va a encargar de esta función protectora, es decir que a partir de entonces el himen habría perdido la función que tenia.
  4. El himen puede romperse seguido de una pequeña hemorragia o puede romperse sin que la chica tenga ningún tipo de molestia o hemorragia por ello. En el caso de una penetración el que este se rompa sin dolor depende de lo tranquila y lubricada que la chica se encuentre.
  5. La preocupación por mantener la virginidad ha provocado lo que hoy se conoce por virginismo. Esto es una perturbación psicológica debida a la necesidad consciente o inconsciente de mantener la virginidad hasta un momento determinado. Esta necesidad se vuelve obsesiva, sufren de este padecimiento hombres y mujeres. Es una obsesión que va más allá de toda explicación real y racional. Lógicamente esto lleva aparejada la duda si un himen roto indica pérdida de esa virginidad. Para quienes sufren de virginismo lo importante es la existencia o no del himen y no la existencia del deseo y placer mutuo. Lo importante es el cuidado de que el himen esté y esté bien sanito y no el cuidado mutuo como personas.
  6. Es muy común escuchar estas tres ideas: Los hombres notan cuando rompen un himen íntegro. La primera vez que hay penetración  duele a la mujer y se sangra mucho. Y para justificar que no se encuentre lo que hacen esperar los mitos anteriores se ha desarrollado otro: El himen se puede romper al hacer deporte, montar en bicicleta, recibir un golpe en la entrepierna, etc. Nada de esto es cierto. Todos estos mitos se contradicen entre sí. Por ejemplo, si realmente duele y sangra la ruptura del himen cuando se rasga por la inserción del pene, ¿por qué no duele ni sangra y pasa inadvertido para su portadora cuando el himen se rompe, según la otra leyenda, al hacer deporte, montar en bicicleta, recibir un golpe?
  7. El himen es una membrana muy fina, apenas  vascularizada  y habitualmente elástica, que no obstruye la vagina del todo. Tiene una o varias aperturas que suelen ser amplias.  Por lo que no es posible saber si una mujer ha tenido relaciones sexuales con anterioridad por sangrar o sentir dolor  al momento de tener una nueva.
  8. Otro mito muy común es el de que los hombres pueden darse cuenta  cuándo rompen un himen y cuándo no. En realidad el hombre ni siquiera siente si su pene se desliza por una superficie estrecha que se ensancha a su paso o directamente ensanchada por la excitación sexual. La humedad de la zona se lo impide.
  9. Cuando el pene se introduce en la vagina, no tiene que presionar sobre nada, ni romper ningún obstáculo. Entra por uno de los huecos del himen y se desliza por él suavemente. Los bordes de dicho agujero se distienden sobre la superficie del pene sufriendo algún rasgado por una o varias de sus partes. Eso no provoca necesariamente ningún dolor intenso. Si acaso es percibido como una discreta molestia. Y el himen carece de vasos de suficiente calibre como para provocar una hemorragia apreciable desde fuera.
  10. En muchas ocasiones, el dolor y el sangrado que se produce en el primer coito nada tienen que ver con el himen, solo se relaciona con una contracción dolorosa del músculo exterior de la vagina que impide la entrada del pene.
  11. Estos artículos también te serán de mucha utilidad: 6 Consejos para Perder la Virginidad sin Dolor y Cómo Saber Si una Mujer Llega al Orgasmo

¿Que necesitas para saber si el himen está roto?

  • Confianza en ti misma
  • Conocimiento sobre el tema para argumentar tu explicación

Consejos para saber si el himen está roto

  • No te preocupes tanto por saber si el himen está roto o no al momento de tener tu primera relación sexual porque nada tiene que ver con tu virginidad.
  • Si eres hombre debes informarte si este es un tema que te preocupa y saber que hay cosas que son mucho más importantes en una relación con una mujer, sea eventual o para siempre.
¿Te ha gustado?
7129 usuarios han opinado y a un 91,43% le ha gustado.