El semen es un conjunto de espermatozoides y sustancias fluidas que produce el órgano genital masculino. Su sabor, color, olor y espesor depende de cada hombre y del estilo de vida que lleve. Solamente el 10% del semen que se expulsa en una eyaculación son espermatozoides, y el otro 90% restante al líquido seminal.  Además contiene  como el cortisol, la estrona, la melatonina o la serotonina, buenos para la salud. Esto quiere decir que la composición del semen o esperma se basa en la alimentación de cada hombre. Por regla general el olor del esperma es bastante fuerte y suele no agradar a las mujeres, pero a pesar de ese olor, el sabor es muy diferente.

También te puede interesar: Cómo y a Qué Sabe el Semen

El problema del fuerte sabor del semen es que a algunas mujeres puede llegar a producirles arcadas, no solo por la textura viscosa que le caracteriza, o por el olor, sino más que nada por el sabor. Motivo por el cual algunas mujeres suelen negarse a que su pareja sexual termine la eyaculación en su boca. Pero si conoces las causas de su fuerte olor, podrás hacer lo que esté en tus manos para mejorarlo y que tu sexualidad oral sea mucho más cómoda y placentera para los dos.

La frase “de lo que se come se cría” tiene mucho sentido en este tema, y es que la alimentación del hombre es el 90% de la composición del esperma y eso se traduce en que si su alimentación es mala, el sabor de su esperma no será agradable y viceversa. Por lo tanto, lo bueno de saber esta información es que siempre puedes modificar tu ingesta alimenticia y darle otro sabor a tu semen.

Instrucciones para sabe el semen

  1. Viscoso. El esperma tiene una textura viscosa, pero es diferente según cada hombre. El semen de algunos tiende a un color blanquecino, sin embargo en muchos otros el color casi no existe, es trasparente. Esto solo depende de la alimentación.
  2. Varios sabores. Hay varios tipos de sabores del esperma según el estilo de vida y la comida que ingiera el susodicho, y según su alimentación puede hacer que cambie el sabor para que tanto éste como el olor sean mucho más agradables.
  3. a) Suave. Si el hombre lleva un estilo de vida saludable, realiza ejercicio, come sano y no fuma, bebe ni toma drogas, el sabor de su semen será muy suave y será menos desagradable para quien lo ingiera.
  4. b) Amargo. Justo todo lo contrario que el anterior. Si beben o fuman el sabor de su semen no será muy agradable y es que la nicotina aporta un toque amargo al esperma.
  5. c) Ácido. Aquellos hombres habituados a comer coliflor, espárragos o acelgas tendrán un sabor de esperma bastante desagradable. El claro ejemplo se encuentra en la orina, y es que quienes consumen estos alimentos tienen un olor de pis bastante fuerte, debido a la composición de los alimentos.
  6. d) Dulce. Si su pasión es la pasta, es decir, los alimentos con alto contenido en carbohidratos tendrán un semen muy dulce. Y es que el cuerpo transforma los hidratos en azúcar, aportándole un sabor especial al esperma.
  7. Buenas propiedades. El esperma masculino tiene buenas propiedades para el cuerpo de la mujer. Y es que el contacto de esta sustancia con el órgano genital femenino provoca en la mujer un estado de felicidad y acaba con las depresiones. Además, sus componentes favorecen el buen cutis. Del mismo modo que la baba de caracol se utiliza en cremas, el semen aporta buenas cualidades a la piel, aunque no hay que olvidar que también se usa en alimentos y bebidas, como el Redbull, cuyo componente es la taurina (compuesta por semen de toro), y nadie se ha quejado de su sabor.
  8. Bebe agua. El agua es buena para todo, para hidratarlos y también para limpiarnos, por lo tanto su ingesta ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Esto se traduce en que, aunque comas alimentos que le den a tu semen un sabor amargo o agrio, si bebes unos dos litros de agua al día, o por lo menos cuando vayas a tener relaciones sexuales, tu organismo se irá limpiando con la orina y hará que se suaviza el sabor del esperma.Cómo y a qué sabe el semen

Consejos para sabe el semen

  • Cambios. Si has probado el semen de tu pareja sexual y no te agrada, puedes comentarle que intente cambiar su alimentación. A lo mejor su sabor es muy ácido porque es un apasionado de las acelgas, pues pídele por favor que intente ingerir una menos cantidad. Cuando lo vuelvas a probar, si el sabor ácido ha disminuido y a él no le importa reducir su ingesta de ese tipo de alimentos, los dos saldréis ganando, y es que si no te resulta agradable el sabor, no le practicarás las felaciones de forma cómoda.
  • Caramelos y lubricantes. Si no hay manera de que cambie la alimentación o quizá te da vergüenza comentarle que no te gusta el sabor de su semen, también puedes ser un poco más sutil y practicarle sexo oral con un caramelo en la boca, con el que además puedes aprovechar y, si es de menta, jugar con el dulce y con su pene para que él tenga una sensación de frescor que te agradecerá. Otra alternativa es el uso de lubricantes de sabores, en este caso el sabor del semen seguirá siendo el mismo, pero cuando tu pareja eyacule tu boca tendrá el sabor del lubricante que hayáis comprado (chocolate, fresa, vainilla…) y el sabor del semen que no te gusta quedará un poco enmascarado gracias al lubricante.
  • Fifty-fifty. Si a tu pareja no le gusta el sabor de tu semen, o ves que siempre rechaza tu ofrenda de que te haga sexo oral, puedes pensar que algo está pasando y puede ser tu culpa. O quizá ella te ha practicado sexo oral en varias ocasiones porque tú se lo has pedido, pero nunca de iniciativa propia. Ya que ella está haciendo algo que te gusta, y mucho, haz que esté lo más cómoda posible y si el sabor de tu esperma no le agrada a causa de tus malos hábitos alimenticios o porque tu estilo de vida es poco saludable, intenta cambiarlo. El objetivo de una relación sexual es que ambos disfrutéis y si uno de los dos está incómodo por algún motivo, es casi una obligación del otro que esa situación cambie y más cuando está en sus manos.
  • No te lo tragues. Si no te gusta el sabor del semen de tu pareja, aunque él eyacule en tu boca, tú no te lo tragues. Espera a que él termine y entonces ve al baño o a donde puedas a escupirlo y enjuágate bien la boca.
  • Haz deporte. Ya no solo por tu pareja cuando te vaya a realizar sexo oral, sino por ti mismo. Y es que si tu semen es fuerte, es probable que tu orina también lo sea, y no será muy agradable tampoco para ti. Por lo tanto haz que tu estilo de vida sea más saludable y tendrás beneficios tanto para ti como para tu pareja. Como tercera ventaja hará que la calidad de tus espermatozoides sea mucho mejor, algo que os vendrá muy bien si estáis buscando ser padres. Cuidarse trae buenos beneficios para todos y para todo.

¿Que necesitas para sabe el semen?

  • Un hombre
  • Cambiar tus hábitos alimenticios
  • Lubricante
  • Caramelos
¿Te ha gustado?
28 usuarios han opinado y a un 71,43% le ha gustado.