Sentirse traicionado es uno de los peores momentos que una persona puede pasar, sobre todo si la traición procede de una persona querida o tu pareja.

Lo curioso es que podemos asimilar traición con duelo, puesto que hay algunos estudios que han demostrado que sufrir una traición causa un dolor muy profundo, y la persona traicionada a causa de este dolor pasa por las etapas típicas del duelo, como la ira, la negación, la tristeza, etc., e incluso en algunos casos muy graves también puede aparecer estrés post-traumático.

Además quien sufre la traición pierde la confianza, no solo en la persona que la traicionó sino en general, en sí misma y también respecto al futuro y la confianza en otras personas. Y la confianza es un bien muy preciado que cuesta volver a otorgar y restaurar.

Si a pesar de todo lo que has pasado decides darle una segunda oportunidad a esa persona, no importa las razones que te hayan llevado a ello, hay unas pautas que deberías seguir para ayudarte a conseguirlo. Será durante este proceso de reconciliación donde pongáis las cartas sobre la mesa, veáis si dejáis atrás la traición, no hay resentimiento, ira, o dolor y que no usáis estos sentimientos para herir al otro intencionadamente y que el distanciamiento no sea cada vez mayor.

Instrucciones para perdonar una traición

Comencemos diferenciando dos actos muy distintos, perdón y reconciliación. Ten en cuenta que, que quieras perdonar una traición no significa que quieras reconciliarte con esa persona. Puede que necesites perdonar para seguir adelante pero que esa persona no vuelva a estar en tu vida.

No hay una fórmula mágica para perdonar, no puedes pasar un test y tener todas las soluciones, ni este tampoco aparecerá por arte de magia, deberás esforzarte y poner toda tu intención en ello. Será la única forma de llegar a perdonar y de superar el dolor y el sufrimiento.

Analiza tus sentimientos, ¿Qué es lo que la traición te ha hecho sentir? ¿Qué piensas de la otra persona en esos momentos?

Cómo perdonar una traición

Para comenzar con el perdón deberás analizar la situación en la que os encontrabais, tanto tú como la persona que te traicionó. Piensa en las circunstancias que rodean a esta traición, en qué momento os encontrabais como pareja o como amigos, qué sentíais en aquellos momentos, qué papel estabais interpretando cada uno en la relación, si estabais alimentando la relación como es debido. Seguramente la visión del estado de la pareja en aquellos momentos en un principio no será la misma para los dos, pero después de pensarlo llegaréis a la realidad del momento. Una vez analizado el contexto analiza los motivos que llevaron a la otra persona a traicionarte. Deja que exponga sus motivos y por qué actuó de aquella forma. Teniendo toda la información podrás hacerte una idea completa de lo que le pasaba por la mente de la persona que te ha traicionado.

Debéis hablar calmadamente y sin herir a la otra persona, sólo dejando claro cómo se sentía cada uno en aquel momento y las razones, más o menos lógicas que llevaron a la traición. Durante las conversaciones debéis de contaros qué papel representa cada uno en la relación. Debéis ser completamente sinceros, pues se ha demostrado que si guardas opiniones, pensamientos y sentimientos desagradables porque temes la reacción de la otra persona a la larga será peor porque estallarás en cualquier momento hiriendo de verdad a la otra persona y expresándote de malas formas.

Cómo perdonar una traición

Te darás cuenta de que tanto la persona traicionada como el traidor tienen su parte de responsabilidad y culpa. No toda la responsabilidad recae sobre el traidor, puesto que seguro que la otra persona tuvo que ver en crear el clima en el que se encontraba la relación. Asume tu parte de culpa y ofrécele a la otra persona disculpas sinceras. Puede que te cueste reconocer que formaste parte de los motivos de tu propio dolor, pero pensándolo con cabeza fría y sin ira o resentimiento podrás verlo.

El traidor también debería pedir disculpas, ya sea que siente remordimientos o que se siente mal por haberle hecho daño a la persona, da igual el motivo, lo importante es que la disculpa debe ser sincera. En el caso de que la persona no sienta remordimiento y no quiera disculparse, entonces el perdón ya sólo quedará en tus manos, y si a pesar de todo perdonarás la traición.

Es el momento de perdonar. El perdón debe ser sincero. Significa que vas a dejar atrás este dolor y no le recriminarás a la otra persona por traicionarte. Además con el perdón sincero desaparecerán los pensamientos que te reconocen a cada momento. Debes sentirlo profundamente, sino, sólo creerás que estás perdonando y en pocos días los malos sentimientos como el rencor volverán a adueñarse de ti.
Cómo perdonar una traición

Como hemos dicho perdón y reconciliación no siempre van de la mano, por ello este es el momento de que decidas si quieres la ruptura total con esa persona o en cambio queréis comenzar con un proceso de reconciliación y de recuperación de la confianza. Si esto último es lo que deseas ten en cuenta que será un proceso más o menos largo y que ambas personas deben poner de su parte y esforzarse. Incluso es posible que por el momento quieras mantener las distancias pero manteniendo las puertas abiertas para la reconciliación completa en un futuro cercano.

Sólo tú puedes decidir si crees que puedes volver a mantener una relación con esa persona, no te dejes llevar por las críticas o los deseos de otras personas, son tu vida, tu relación y tus deseos lo que de verdad importa, y por supuesto también dependerá de si la persona traidora está dispuesta a volver a darle una segunda oportunidad a vuestra relación y a hacer todo lo posible porque funcione.

Cómo perdonar una traición

Si a pesar de todos los esfuerzos y haber seguido los pasos no te ves capaz de perdonar puedes acudir a un profesional para que te ayude a superar y a encontrar el perdón que tanto deseas. Además si ambos queréis recuperar la relación y os está costando demasiado por diversos motivos, como que siempre hay reproches, la desconfianza aumenta en vez de disminuir, etc. también podéis acudir a algún tipo de terapia, como terapia de parejas.

¿Que necesitas para perdonar una traición?

  • Querer perdonar de verdad y con sinceridad.
  • Observar, pensar y definir las causas de la traición.
  • Aceptar la parte de responsabilidad que se tiene.
  • Recibir las disculpas del traidor.
  • Perdonar de verdad.
  • Plantearse una reconciliación con la otra persona.

Consejos para perdonar una traición

  • Perdonar te ayudará a acabar con los deseos de venganza, y así como los pensamientos que no desaparecen y que se repiten una y otra vez mortificándote y los recuerdos que tanto te hieren.
  • Perdonar no significa que olvides lo ocurrido y ya está, o que le des menor importancia de la que tiene, significa que has pasado por un proceso y perdonas para curar tus emociones y recuperarte mental anímicamente. Por supuesto la traición nunca se olvida, pero con el perdón podrás recordar pero sin sentirte hundida, te servirá para ser precavida.
¿Te ha gustado?