Se dice: “se coge antes a un mentiroso que a un cojo”, sí, esa típica frase de padres en su intento de enseñar valores a sus hijos y enseñándoles a mentir, pero, ¿es cierto que existe gente que nunca ha mentido? ¿Entonces, dejan de celebrar “Papa Noel” o “Santa Claus” para no mentir a sus hijos o familiares? ¿No hacen más daño de este modo?

Ya sea grande o pequeña, de importancia o sin sentido, existen muchos tipos de mentiras y por supuesto muchas razones tras ellas, desde hacer sentir mejor a otra persona, las llamadas mentiras piadosas, cuando se quiere mostrar una imagen que no existe de uno mismo o de otra persona, para dar una sorpresa, para no acabar con una ilusión, cuando se quiere evitar una situación incómoda, para no ceder ante la presión… en fin… ya veis que razones existen muchas, y si seguimos, tardaríamos mucho en acabar, pero lo cierto es que cuando una persona miente siempre tiene sus propios motivos para hacerlo, pero la clave está en saber mentir.

Por supuesto, siempre que se habla de mentir saltan los valores éticos y morales, pero dejando esto a un lado nos centraremos en la técnica de mentir y que cada uno haga lo que crea conveniente.

Una cosas es querer mentir por algún motivo y otra es saber hacerlo correctamente, por eso hoy vamos a enseñarte cómo mentir con unos sencillos consejos.

Instrucciones para mentir

  1. Si vas a mentir y ser un buen mentiroso en este caso, lo primero que debes saber es que debes estar de acuerdo con esta decisión. Es decir, tú mismo debes aceptar tu decisión de mentir, ya que si tienes dudas, se notará. En este caso también entra en juego los valores éticos y morales, hay personas que por sus valores nunca mienten, pero esto puede ser muy malo en el sentido de que seguramente hieren sentimientos con facilidad, no guardan secretos, e incluso, puede ser peligroso en el caso que se dediquen a negocios o trabajos donde existe información confidencial, puesto que no podrán mentir y pueden incluso revelar estrategias de negociación.
    En otros casos encontramos a personas que pueden tener conflictos, ya que no les gusta mentir, ni inventar hechos, pero que encuentran que en algunos casos tienen que hacerlo, y aquí es donde entra en juego la conciencia.  Normalmente estas personas que sufren de estos conflictos, se sienten mal a la hora de mentir, y aunque lo hacen, después sus conciencias no los dejan tranquilos.
    En cambio, hay personas que tienen mentir por costumbre, como los sociópatas, pero esto tampoco es bueno, ya que llegará un momento en que pierde la credibilidad e incluso esa misma persona pierda la visión de lo que es verdad o mentira.
    En cualquier caso, para ser un buen mentiroso su conciencia debe quedar tranquila, saber las razones que te llevan a ello y aceptar la mentira.
    Cómo mentir
  2. Para mentir debes tener en cuenta las posibilidades de ser pillado. Ten en cuenta que ser descubierto contando una mentira tiene muy malas consecuencias, como la pérdida de credibilidad, el enfado de la persona engañada, e incluso en algunos extremos pérdida de confianza y amistad. Debes tener en cuenta si esa mentira cuadra con el momento y la situación, si tienes testigos que puedan contradecirte y contar la realidad de los hechos o lo que piensas, eres consciente de las consecuencias, si le has mentido a las mismas personas con anterioridad, e incluso qué tamaño tiene la mentira, ¿es de gran importancia o de poca?
    Tú debes valorar la situación, las represalias si te pillan y si tus motivos superan todo lo anterior, en este caso si después de pensarlo detenidamente piensas en seguir adelante y contar una mentira debes saber cómo mentir sin ser pillado.
    Cómo mentir
  3. Una vez decidido debes estudiar la situación. En toda mentira siempre debe haber una parte de realidad, puesto que esto hará que la mentira sea más creíble. Puede ser un lugar, una situación, una ocasión, etc. También puedes incluir personas de verdad, pero en este caso debes tener cuidado con los hechos que la rodean y si los receptores de tu mentira conocen a estas personas, puesto que fácilmente les podrían preguntar y desvelarte como mentiroso.
  4. Debes elaborar la mentira de forma simple, cuanto más grande y complicada sea más facilidades hay de que te pillen. La sencillez en la clave de ser convincente, además para ti también será más fácil de recordar.
    Cómo mentir
  5. Una vez que tengas la mentira estudiada imagínatela, pon tu cerebro en situación y visualiza la situación y los hechos que vas a contar, de este modo, podrás eliminar o cambiar las partes que pueden resultar poco convincentes por otras más creíbles. Ten en cuenta que los detalles deben ser totalmente creíbles, y cuánto más se parezcan a la realidad o a otros casos reales ocurridos a otras personas más certeros parecerán.
  6. Debes atar todos los cabos sueltos ten en cuenta las preguntas sobre la situación o el tema que te pueden llegar a preguntar y plantéate las posibles respuestas que vayan de acuerdo con la mentira principal. Es mejor estar preparados, y no que se nos descubra porque no supiste responder adecuadamente.
  7. Ahora que ya tienes la mentira elaborada, y tienes en cuenta otros factores como preguntas al respecto es importante que mentalices la mentira y que tú mismo te la creas. Puede que la mentira te involucre sólo a ti, o a otra persona o a varias, por lo que debes creerte lo que estás contando. Revisa tu expresión facial, tu postura, tus movimientos, el tono de tu voz, todo debe indicar que te crees lo que estás contando, que de verdad te ha ocurrido, que lo sabes, etc. Creerte tu propia mentira hará mucho a la hora de que otras personas no te descubran.
  8. También está el caso de que seas un magnífico actor y a pesar de que sabes que es una mentira, y que no la has interiorizado, actúas de maravilla y puedes engañar a cualquier persona con tu actuación, pero sin duda, si de momento no eres un “gran mentiroso” lo mejor es que empieces tú mismo a creer tu mentira, a controlar tus gestos como hemos dicho, y aunque sí implica que debes en cierto modo actuar, no dejas el gran peso del engaño en tu actitud como actor hasta que domines la técnica por completo. Si es preciso para practicar puedes ensayar frente al espejo o grabarte en vídeo para ver en qué fallas, y qué puedes mejorar.
  9. Ten en cuenta que debes actuar como de costumbre, es decir, mantener las palabras que dices, por ejemplo, si nunca dices palabrotas, no puedes contar una mentira diciendo palabrotas, puesto que el interlocutor se dará cuenta de que algo raro ocurre. No te trabes ni tartamudees al hablar, mantén el contacto visual, y evita la risilla floja que suele salir cuando mentimos. Relájate y evita demasiados gestos con las manos.
    Cómo mentir
  10. Ahora ya sabes mentir y resultar convincente.

¿Que necesitas para mentir?

  • Valorar si vas a sentirte culpable o no
  • Elaborar una mentira que parezca lo más real posible
  • Visualízala
  • Recuérdela para que no te pillen

Consejos para mentir

  • Debes llevar bien registradas y guardadas tus mentira, sobre todo las que son trascendentales, si crees que los hechos se te deben olvidar escríbelas y recuerda la mentira para que no te puedan pillar en el caso de que te vuelvan a preguntar.
  • Haz tus mentiras sencillas para correr menos riesgo de ser pillado mintiendo.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.