La práctica swinger fue iniciada en los años 60 y es aquella que se basa en el intercambio de parejas; cada vez vemos más parejas que lo hacen como una forma que busca cambiar la rutina de la vida sexual que llevan; si se te ha pasado por la cabeza esto, pero no sabes cómo hacerlo, continúa leyendo Cómo intercambiar pareja.

Existen varios clubes swinger así como páginas internet, donde se pueden llevar a cabo este tipo de prácticas.

Como dato histórico te contamos que el intercambio de parejas tuvo su origen finalizando los años 60, en los Estados Unidos; se hacían fiestas donde se jugaba de la siguiente  manera: se escribían los nombres de las personas asistentes en unos papelitos, separando los hombres de las mujeres en dos bolsas diferentes, se saca un nombre de cada bolsa y si las dos personas querían iban a una habitación a practicar algún tipo de sexo. En España la práctica llegó ya a mitad de los años 70, pero sólo hasta hoy es que está en auge.

¿Que necesitas para intercambiar pareja?

Pareja para realizar el intercambio

Instrucciones para intercambiar pareja

  1. Las personas que quieren hacer este tipo de prácticas generalmente se encuentran entre los 30 y 50 años de edad y lo hacen como una forma de variar su vida sexual; si deseas hacer un intercambio de pareja es muy importante que primero tengas una buena comunicación con tu pareja, cuéntale el deseo que tienes, siempre haciendo énfasis en la sinceridad y el respeto; para hacer esto es muy importante que los dos estén de acuerdo y que se confíe demasiado en la pareja; también tienes que pensar qué tan dispuesto estarías a hacerlo sin que más adelante acarree conflictos a la relación que incluso puede terminar en ruptura.
  2. Una vez se haya llegado al acuerdo pueden ir a un lugar swinger, teniendo en cuenta que el hecho de estar allí no los obliga de ninguna manera a estar con otros, inclusive existen diferentes grados de implicación y sometimiento,  tenemos el soft swinger que como bien lo dice su nombre en inglés es el grado más suave, o sea que no implica tener una penetración dentro de la relación sexual que se tenga, este se basa en besos, masturbaciones, caricias e incluso sexo oral, en otras palabras, todo aquello que se utiliza como los preliminares antes de tener un coito; es importante antes de comenzar la relación establecer los límites que se tendrán; por otro lado tenemos el full swap, como su nombre lo indica este permite tener un intercambio de forma completa, lo cual incluye el coito. En este tipo de intercambios se puede encontrar que se puede practicar sexo individual o grupal, incluso orgías, por eso es muy importante que hables con tu pareja para que establezcan cuáles son los límites que tendrán para que se sientan a gusto y por el contrario no humillados; recuerda que no debes forzar a tu pareja a hacer nada que no quiera.
  3. Ahora encontrar parejas y locales para llevar esta práctica no resulta nada difícil gracias al auge del internet, no es sino poner en un buscador y te aparecerán varias opciones, están las redes sociales, grupos, foros y páginas web con este fin. Cuando busques pon lo que deseas más el nombre de la ciudad donde te encuentres.
  4. Ir a los locales y hablar con personas que ya practican esto es una buena manera de saber si realmente sí te quieres iniciar en este mundo o por el contrario de acabar con esta idea. Los clubes también dan charlas de carácter informativo, lo que puede ser muy útil.
  5. También puedes ir a una fiesta privada (por invitación) swinger para saber cómo es esto, mirar el ambiente y así tomar una decisión.
  6. Si tienes la duda de cómo es un lugar swinger te decimos que no todos son como los muestran en la televisión, en algún reportaje o película, donde muestran un lugar bastante oscuro y todas las personas se cubren sus rostros con máscaras; aunque si bien sí hay algunos así, otros son totalmente normales donde se le puede ver la cara a las personas mientras se toman una copa y se habla del tema; por lo general estos clubes tienen habitaciones cerradas y otras abiertas por lo que es muy factible ver a las personas teniendo algún tipo de sexo; la mayoría están dotadas de objetos sexuales para cumplir fantasías y de algunos cuartos oscuros donde se puede tener sexo con un desconocido sin ni siquiera conocerle su cara. Algo muy usado son las pulseras de colores, cada una indicará hasta qué punto está dispuesta la persona a tener sexo, si desean un intercambio suave o full, así sabrás, sin tener que preguntar, qué es lo que buscan las personas y encontrar lo que tú desees.
  7. Es importante no repetir con la misma persona, eso podría causarle inseguridad a tu pareja al llevarla a pensar que te está atrayendo más esa persona nueva.
  8. Si piensas que vas sentir celos y te va dar inseguridad, es mejor no hacer esta práctica.
    Cómo intercambiar pareja

Consejos para intercambiar pareja

  • Este tipo de prácticas se deben hacer de mutuo acuerdo, y no se puede obligar a nadie a hacerlo.
  • Nunca hagas algo que no quieras sólo por darle gusto a tu pareja.
  • Si no están pasando por un buen momento en la relación de pareja esto no es una buena idea.
  • Toma todas las precauciones necesarias, tener una buena higiene y exigirla de la nueva pareja y utiliza preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual.
¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.